El problema que me propongo estudiar es  en qué medida la educación en valores en tercero de ESO puede mejorarse en función de la metodología de estudio. Frente a la manera más clásica de abordar la educación en valores, trasmitir información y valores, creo que una metodología activa, colaborativa y medida por ordenadores puede favorecer trabajar con valores y que estos sean asimilados por los alumnos sin tanta reticencia. La cuestión sería trabajar los valores en clase para mejorar el clima de clase, la motivación del alumnado hacia la asignatura y la convivencia en general.

Todo ello, por supuesto, debe de transformarse en un interrogante a investigar. Cosa que haré en el proyecto de investigación.

Pero después de revisar las diferentes líneas de investigación sociocultural, creo que el aprendizaje situado, en concreto la cognición situada puede ser una buena línea de investigación y de trabajo para abordar el estudio de este tema. Integrando en ella el aprendizaje colaborativo y mediado por artefactos tecnológicos.

Los motivos que me llevan a escoger esta línea es que me siento más identificado con ella y creo que es la que mejor conozco de momento. Por supuesto con ello no estoy diciendo que sea la única o la mejor.